Qué Saber Sobre la cirugía de Hernia Hiatal.

reparación hernia hiatal

Por: Jayne Leonard

Una hernia  hiatal ocurre cuando parte del estómago se mueve hacia arriba, es decir hacia la parte de el  pecho. Si la hernia causa síntomas severos o es probable que cause complicaciones, entonces puede ser necesaria la cirugía de hernia hiatal. No todos los pacientes que tienen una hernia hiatal requieren de una cirugía. Muchas personas podrán tratar la enfermedad con medicamentos o cambios en su estilo de vida. Sin embargo, para aquellos que necesitan cirugía, hay una variedad de procedimientos disponibles, el más común es la fundoplicatura de Nissen.

¿Pero Cuándo es necesaria la cirugía?

La mayoría de las hernias hiatales no causan síntomas y por lo tanto, el tratamiento no suele ser necesario. Aquellos que tienen síntomas leves, como acidez estomacal, reflujo ácido o trastorno de reflujo gastroesofágico (ERGE) pueden tratar su afección con medicamentos o cambios en el estilo de vida.Sin embargo, la cirugía puede ser recomendada si:

  • Los síntomas son severos e interfieren con la calidad de vida.
  • Los síntomas no responden a tratamientos alternativos.
  • La hernia corre el riesgo de estrangularse, que es donde se corta el suministro de sangre al tejido herniado y puede llegar a tener consecuencias fatales.
  • Los síntomas incluyen sangrado, úlceras o estrechamiento del esófago, que se conoce como estenosis esofágica.

¿Qué tipos de cirugía hay?

Existen tres tipos de cirugía para una hernia hiatal: reparación y fundoplicatura de la hernia laparoscópica hiatal, reparaciones abiertas y fundoplicatura endoluminal. Los tres procedimientos requieren anestesia general.

Reparación y fundoplicatura de la hernia hiatal laparoscópica

La reparación y funduplicatura de la hernia hiatal laparoscópica es la cirugía más común para tratar  la hernia hiatal. Este procedimiento utiliza reparación laparoscópica o cirugía de ojo de cerradura. Esta cirugía es mínimamente invasiva y solo requiere que el cirujano realice unas pequeñas incisiones en el abdomen. El cirujano inserta un laparoscopio, que es un tubo delgado con una luz y una cámara, en el abdomen para reparar la hernia. El cirujano también puede apretar la abertura del estómago para evitar que la hernia regrese.

La reparación laparoscópica tiene algunas ventajas sobre otros tipos de cirugía de hernia hiatal. Estos incluyen:

  • menos riesgo de infección
  • menos doloroso
  • cicatrización reducida
  • menos tiempo en el hospital
  • la recuperación suele ser más rápida

Fundoplicatura endoluminal

Este procedimiento es relativamente nuevo e incluso menos invasivo que la reparación laparoscópica, aunque no se usa comúnmente. El cirujano no necesita hacer ninguna incisión. En su lugar, colocan un endoscopio (un tubo con una luz y una cámara) a través de la garganta y dentro de el esófago. El cirujano aprieta el área donde el estómago y el esófago se unen para prevenir el reflujo. Sin embargo, este tratamiento puede tener sus limitaciones. Según una entrevista publicada en la revista Gastroenterology and Hepatology en 2015, los dispositivos endoluminales desarrollados hasta la fecha no son del todo confiables, y muchas personas experimentan la reaparición de sus síntomas.

Cirugía abierta

La cirugía abierta implica hacer una incisión más grande en el abdomen para que el cirujano pueda reparar la hernia. Este procedimiento tiene más riesgos que la reparación laparoscópica.

Un cirujano empujará el estómago hacia la cavidad abdominal y envolverá la parte superior, llamada fondo, alrededor de la parte inferior de esófago. Esto crea un esfínter apretado que evita que el ácido del estómago se filtre hacia el esófago (reflujo). A veces, el cirujano puede necesitar insertar un tubo para mantener el estómago en su lugar. El médico extraerá el tubo después de varias semanas.

Tiempo de recuperación.

Después de la cirugía laparoscópica, la mayoría de las personas no experimentan mucho dolor, pero pueden sentir molestias en el abdomen, el tórax y tener dificultad para pasar los alimentos.  Después de una laparoscopia, una persona puede irse a su casa el mismo día si se ha recuperado de la anestesia. De lo contrario, pueden pasar una noche en el hospital para completar una recuperación completa a la anestesia. Una persona puede volver a sentirse bien de nuevo pero puede experimentar más cansancio de lo habitual

En los días posteriores a la cirugía, generalmente se recomienda a una persona que:

  • Lave el área de la incisión diariamente con agua y jabón.
  • Dúchese en lugar de bañarse y evite el uso de piscinas y jacuzzis.
  • Caminar cuando sea posible para evitar que se formen coágulos de sangre en la pierna
  • evitar beber con sorbetes o pitillos
  • Practique ejercicios específicos de respiración y tos para fortalecer el diafragma.

En las semanas posteriores a la cirugía, el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS) recomienda:

  • Evitar levantar objetos pesados ​​durante 2 a 3 semanas.
  • Evitar conducir durante 7 a 10 días.
  • Regresar al trabajo dentro de 2 a 3 semanas, o cuando una persona se sienta lo suficientemente bien
  • Tomar analgésicos durante varios días después de la cirugía para minimizar las molestias.

¿y la dieta?

Una persona deberá seguir una dieta específica después de la cirugía. Es recomendable tomar líquidos claros inmediatamente después de la cirugía y pasar a alimentos blandos o licuados, como puré de papas, batid

os y sopas, al día siguiente. Una persona también debe evitar los alimentos que causan gases y distensión abdominal. Durante la recuperación, puede ser una buena idea que las personas coman varias comidas pequeñas durante el día en lugar de tres grandes.

dieta hernia hiatal

La mayoría de las personas pueden regresar a su dieta regular entre 3 a 6 semanas después de la cirugía.

¿Qué tan efectiva es la cirugía de hernia hiatal?

La fundoplicatura de Nissen es muy efectiva para aliviar los síntomas de la ERGE. Un estudio de 2009 estima que esta cirugía alcanza una tasa de éxito entre un 90 a un 95 por ciento.

El mismo estudio también sugiere que incluso cuando la cirugía laparoscópica debe realizarse nuevamente para controlar aún más los síntomas de reflujo, la tasa de éxito es del 86 por ciento. El NHS en el Reino Unido estima que entre el 80 y el 85 por ciento de las personas continuarán teniendo alivio de los síntomas 10 años después de la cirugía.

Complicaciones y riesgos.

Todas las cirugías conllevan riesgos, incluido el riesgo de:

  • sangrado
  • infección
  • lesión de órganos internos

Sin embargo, el riesgo con los procedimientos laparoscópicos es menor que con la cirugía abierta. Se estima que la reparación laparoscópica conlleva una tasa de mortalidad de solo 0.57 por ciento, y la cirugía abierta tiene una tasa de mortalidad de 1.0 a 2.7 por ciento.

Las complicaciones asociadas con la cirugía de hernia de hiato incluyen:

  • distensión abdominal
  • Diarrea
  • dificultad para eructar o vomitar
  • dificultad para tragar
  • náusea
  • recurrencia de la hernia o reflujo

Alternativas a la cirugía de hernia de hiato.

Si bien la cirugía es un tratamiento eficaz para una hernia de hiato que causa síntomas graves, las personas con síntomas leves pueden encontrar alivio al usar medicamentos o tratamientos en el hogar.

Medicación

La acidez estomacal y el reflujo ácido se pueden tratar con:

  • Antiácidos La medicación antiácida actúa neutralizando el ácido estomacal. Evite el uso excesivo de estos, ya que pueden causar diarrea o problemas renales. Estos medicamentos están disponibles sin receta, con receta o para comprar en línea.
  • Bloqueadores del receptor H2. Este medicamento está diseñado para limitar la producción de ácido estomacal. Los medicamentos pueden contener cimetidina, famotidina y ranitidina. Los bloqueadores del receptor H2 más fuertes están disponibles con receta médica.
  • Inhibidores de la bomba de protones (IBP). Estos medicamentos bloquean la producción de ácido durante más tiempo que los bloqueadores del receptor H2, lo que le da al tejido del esófago más tiempo para curarse. Los PPI pueden comprarse en una farmacia o pueden ser recetados por un médico.

Tratamientos caseros.

Algunas personas pueden experimentar alivio del reflujo al hacer los siguientes cambios en el estilo de vida:

  • perder peso si tiene sobrepeso
  • comer de cinco a seis comidas pequeñas al día en lugar de tres comidas grandes
  • Evitar los alimentos que causan el reflujo ácido, incluidos los alimentos fritos, los ácidos, el alcohol y la cafeína.
  • Comiendo la última comida del día al menos 3 horas antes de acostarse.
  • Dejar de fumar
  • Levantar la cabecera de la cama en 6 pulgadas para evitar que el ácido suba durante el sueño
  • Usar ropa holgada para evitar la presión sobre el abdomen.

Las hernias hiatales por lo general no causan síntomas. Si lo hacen, los síntomas pueden tratarse con medicamentos o cambios en el estilo de vida, aunque si estos no funcionan, la cirugía puede aliviar el reflujo ácido y la ERGE a largo plazo. Incluso cuando la cirugía de hernia de hiato es necesaria, el procedimiento generalmente es mínimamente invasivo y tiene una alta tasa de éxito. La mayoría de las personas se recuperan completamente en unas pocas semanas.

Para más información acerca de la hernia hiatal:

  1.  UK National Health Service (NHS)
  2. Gastroenterology and Hepatology Journal